Gastroenterología

La gastroenterología es la especialidad médica que se ocupa de las enfermedades del aparato digestivo y órganos asociados, conformado por: esófago, estómago, hígado y vías biliares, páncreas, intestino delgado (duodeno, yeyuno, íleon), colonsno recto. El médico que practica esta especialidad se llama gastroenterólogo o especialista en aparato digestivo.

 

Historia

En el primer Congreso Mundial de Gastroenterología celebrado en la ciudad de Washington en 1958, se presentó por Basil Isaac Hirschowitz (1925-2013) un fibroscopio gastroduodenal flexible de fibra de vidrio que abrió una nueva etapa en la especialidad, pues permitía observar con facilidad el interior del esófago y el estómago, logrando de esta forma el diagnóstico visual de las lesiones de dichos órganos. El perfeccionamiento técnico posterior ha convertido a la endoscopia en un procedimiento diagnóstico y terapéutico que ha hecho posible logros considerados imposibles con anterioridad.

 

Ramas de la gastroenterología

Hay ramas de la gastroenterología que se focalizan en áreas específicas:

Hepatología: enfermedades del hígado y las vías biliares.

Gastroenterología pediátrica. Estudia las enfermedades del aparato digestivo en los niños.

Endoscopia digestiva.

 

Enfermedades

Entre las enfermedades incluidas en el campo de la gastroenterología se encuentran: cáncer colorrectal, hepatitis vírica, cirrosis hepática, litiasis biliar, cáncer de páncreas, síndrome de intestino irritable, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, diverticulitis, celiaquía, cáncer de estómago, úlcera péptica, reflujo gastroesofágico y hernia hiatal. Algunas de ellas en colaboración con el cirujano digestivo y el oncólogo.

 

Técnicas diagnósticas

Endoscopía digestiva:

Generalmente el gastroenterólogo es también endoscopista. La endoscopia es una de las principales técnicas diagnósticas en gastroenterología e incluye la esofagogastroduodenoscopia, colonoscopia con sus variedades más limitadas, la rectosigmoidoscopia y la rectoscopia, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica y ultrasonografía endoscópica.

La endoscopia puede ser terapéutica, por ejemplo para detener un sangrado de una úlcera péptica o de unas várices esofágicas, extraer cálculos que obstruyan la vía biliar, resecar tumores tempranos y pólipos y realizar una PEG (gastrostomía percutánea endoscópica).

FacebookTwitterInstagramYouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?