Servicios Endoscópicos – Manedic

Consiste en la exploración del esófago, estómago y duodeno, Éste último es la porción inicial del intestino delgado.

Es un procedimiento de diagnóstico que consiste en explorar el esófago, estómago y duodeno, mediante un tubo flexible que lleva una pequeña cámara de video en su extremo.

La colonoscopía es una exploración que permite la visualización directa de todo el intestino grueso y también, si es necesario, la parte final del intestino delgado.

El estudio diagnóstico y terapéutico del páncreas y la vía biliar, combina la endoscopia con los Rayos X para su realización; el gastroenterólogo es el especialista que suele practicarlo.

Tubo que se inserta directamente en el estómago a través de la pared del abdomen. Permite sacar aire y líquido del estómago y se puede usar para administrar al paciente medicamentos y líquidos, incluso alimentos líquidos.

Es la exploración de elección para evaluar la función anorrectal, sobre todo en casos de estreñimiento, incontinencia o dolor anal de origen desconocido (más abajo se describen sus indicaciones).

Un estudio de motilidad esofágica o manometría esofágica es una prueba para evaluar la función motora del esfínter esofágico superior, el cuerpo esofágico y el esfínter esofágico inferior.

La monitorización del pH esofágico es el estándar de oro actual para el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

La monitorización del pH esofágico es el estándar de oro actual para el diagnóstico de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

La ligadura de várices es un procedimiento que se realiza a través de una endoscopía digestiva alta. Es decir, introduciendo un endoscopio por la boca hasta el estómago.

Consiste en la extirpación por vía endoscópica de pólipos pediculados o sésiles, con la ayuda de corriente eléctrica y utilizando, generalmente, un asa de polipectomía.

Es un examen endoscópico que permite al médico evaluar el colon para descartar anormalidades.

La escleroterapia puede reemplazar a la ligadura endoscópica como tratamiento de elección para control del sangrado y para la erradicación variceal esofágica.

La escleroterapia trata de manera efectiva las venas varicosas . Por lo general se la considera el tratamiento de elección para las venas varicosas pequeñas.

SI NECESITA UN MÉDICO, nosotros Podemos Ayudarte

Contactanos