Colonoscopía

Es un procedimiento de gran precisión en el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades del colon y, por tanto, se ha convertido en una exploración habitual.

Es un procedimiento ambulatorio, por lo que irá a casa el mismo día.

Durante una colonoscopia, se introduce una sonda larga y flexible en el recto. Una pequeña cámara de video en la punta de la sonda le permite al médico observar el interior de todo el colon.

La técnica permite visualizar la mucosa de todo el colon y es posible tomar muestras de biopsia y aplicar procedimientos terapéuticos como quitar pólipos (pequeños tumores benignos y a veces también malignos), coagulación de lesiones que sangran o extracción de cuerpos extraños. Así se evita tener que recurrir a una intervención quirúrgica para resolver el problema.

Complicaciones:

La colonoscopia es un procedimiento muy seguro, y las complicaciones se presentan en menos del 1% de los pacientes. Los riesgos incluyen hemorragia, desgarramiento de intestino, riesgos de anestesia y falla en la detección de pólipos.

Antes del estudio:

  • Indispensable estar en ayuno.
  • Importante que el colon se encuentre limpio antes de la colonoscopia para permitir una visión correcta; por lo que su médico le recetara algunos medicamentos previos al estudio

FacebookTwitterInstagramYouTube
× ¿Cómo puedo ayudarte?